¡Persevera!…¡No te Rindas!

Hebreos 10:26-39 (Explicación)

Hermanos, los versos de Hebreos 10:26-39 son una exhortación a perseverar en Cristo, pues como dijo Jesús en la parábola de la semilla que cayó en terreno pedregoso; muchos, cuando vienen las persecuciones por causa del reino, abandonan la Gracia de Dios, unos se van al mundo, otros a la Ley.

26 Si después de recibir el conocimiento de la verdad pecamos obstinadamente, ya no hay sacrificio por los pecados.

Después de recibir el conocimiento de la Verdad, Cristo, Él es la Gracia de Dios, pues Cristo es el sacrificio por nuestros pecados, rechazas la Gracia, recibes consecuencias.

27 Sólo queda una terrible expectativa de juicio, el fuego ardiente que ha de devorar a los enemigos de Dios.

La ira de Dios, son las consecuencias.

28 Cualquiera que rechazaba la ley de Moisés moría irremediablemente por el testimonio de dos o tres testigos.

Consecuencias bajo el sistema de la Ley, así que si estuvieramos en la Ley, así es como el sanedrín nos mataría a pedradas, el caso de la mujer adúltera, Esteban y muchos más. Hoy es hablando a tus espaldas falsamente, censurando, rechazando, tirando las piedras de la difamación, como mucho de lo que el sanedrín dice de mí.

29 ¿Cuánto mayor castigo piensan ustedes que merece el que ha pisoteado al Hijo de Dios, que ha profanado la sangre del pacto por la cual había sido santificado, y que ha insultado al Espíritu de la gracia?

La sangre del pacto que derramó Jesús, es un nuevo pacto, vino nuevo en odre nuevo, el pacto de la gracia. Cada vez que alguien dice: “Tengo que hacer obras muertas (tratar de cumplir la Ley) para ganarme la salvación”, pisotean el sacrificio del Hijo, cada vez que alguien dice: “Es muy difícil”, pues los religiosos me persiguen y me tiran piedras. Cada vez que dices: “La gente habla mal de mi, a mis espaldas, me rechazan, me sacan el cuerpo como si tuviera lepra, no me invita a predicar, me invitan y luego me difaman (como piedras que me tiran a mi aquí en facebook)”, están insultando al Espíritu Santo, el único pecado que no tiene perdón.

30 Pues conocemos al que dijo: «Mía es la venganza; yo pagaré»; y también: «El Señor juzgará a su pueblo.» 31 ¡Terrible cosa es caer en las manos del Dios vivo! 32 Recuerden aquellos días pasados cuando ustedes, después de haber sido iluminados, sostuvieron una dura lucha y soportaron mucho sufrimiento. 33 Unas veces se vieron expuestos públicamente al insulto y a la persecución; otras veces se solidarizaron con los que eran tratados de igual manera. 34 ambién se compadecieron de los encarcelados, y cuando a ustedes les confiscaron sus bienes, lo aceptaron con alegría, conscientes de que tenían un patrimonio mejor y más permanente.

Ellos cuando fueron iluminados con el conocimiento de Cristo, la gracia de Dios, estuvieron dispuestos a soportar pruebas, angustias y tribulaciones, más cuando los religiosos los acorralan y los tratan de intimidar, muchos sienten miedo, pues a muchos le quitan los templos, los concilios, el dinero, las casas, los contactos de años, el grupo ministerial le da la espalda, y muchos bajo estas presiones dicen: “Ni con Cristo, ni con los legalistas, me voy para el mundo, si bailar es un pecado, súbele el volumen a la música satánica (Calle 13)”.

35 Así que no pierdan la confianza, porque ésta será grandemente recompensada.36 Ustedes necesitan perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, reciban lo que él ha prometido.

La exhortación a perseverar en Cristo, en la Fe de Su Gracia.

37 Pues dentro de muy poco tiempo, «el que ha de venir vendrá, y no tardará.

Llegará el día de la recompensa de los que hemos creido…en Fe y Gracia.

38 Pero mi justo vivirá por la fe.

Viviremos por fe los que hemos sido justificados por su Gracia.

Y si se vuelve atrás, no será de mi agrado.»

Volver atrás a vivir por la carne/ley.

39 Pero nosotros no somos de los que se vuelven atrás y acaban por perderse,

Se pierden los que viven rechazando la Gracia de Cristo.

sino de los que tienen fe y preservan su vida.

Más el justo por la fe vivirá, éstos perseveran en Cristo. ¡¡¡¡AMÉN!!!!

Por: Apóstol Dra. Yenán Silén, consejera clínica cristiana y ministro del evangelio de Jesucristo – Pastora General.

    Yenán Silén
    Acerca de Yenán Silén 12 Articles
    Apóstol Dra. Yenán Silén, defensora de los derechos humanos, consejera clínica cristiana, ministro del evangelio de la gracia de Jesucristo, fundadora del MIAC (Movimiento Inclusivo Apoyo A La Comunidad), pastora general de la Congregación Casa de Gracia Inclusiva.