La salvación del ‘Gay’, ¿con máscara o sin máscara?

Muchos necesitan sentarse a reaprender, ya que han sido enseñados en una mala teología prejuiciosa. Muchos creen que “los homosexuales si son salvos cambian.” ¿Qué  significa cambiar para los que dicen esta declaración? significa dejar de ser homosexual y convertirte a heterosexual. Para muchos cristianos heterosexuales, esa es la evidencia de que los gays son salvos, que se conviertan a la orientación heterosexual como evidencia de lo que Cristo hizo en ellos. NADA MÁS ANTI BÍBLICO.

Nota: Los versos Bíblicos usados son de la versión Dios habla hoy.

Puntos básicos de la salvación:

¿Qué debo hacer para ser salvo? Fíjate, que la pregunta es: ¿qué debo hacer? Es decir, qué obras o acciones. Esa es la mentalidad con la cual la mayoría llega a Jesús, con la idea de que deben obrar, hacer algo. Para los que no han sido enseñados correctamente en la doctrina de Cristo, su argumento es que el homosexual se tiene que arrepentir de ser homosexual, eso es incorrecto. Lo primero que sucede cuando eres salvo es que CREES EN LA OBRA DE JESÚS.

Hechos 16:30-32 – Dios Habla Hoy (DHH)

30 Luego los sacó y les preguntó:

—Señores, ¿qué debo hacer para salvarme?

31 Ellos contestaron:

—Cree en el Señor Jesús, y obtendrás la salvación tú y tu familia.

32 Y les hablaron del mensaje del Señor a él y a todos los que estaban en su casa.

¿Qué debe hacer? Creer en Jesús.

Juan 1:12 Pero a quienes lo recibieron y creyeron en él, les concedió el privilegio de llegar a ser hijos de Dios. 13 Y son hijos de Dios, no por la naturaleza ni los deseos humanos, sino porque Dios los ha engendrado.

¿Cuál es el próximo argumento?

Los que están mal enseñados en la doctrina de Cristo te dirán: “la fe sin obras es muerta”. Para ellos la obra que sigue al creer en Cristo, es hacer el sacrificio de abandonar el ‘ser homosexual‘. Como seria eso que el homosexual escoja quedarse solo de por vida, o que demuestre que se convirtió en heterosexual. Que se una al sexo contrario y viva la comedia religiosa de los prejuicios religiosos. El ser heterosexual seria la señal, no el creer que Cristo lo salvó, sino que el homosexual dé evidencia de que abandonó su vida “pecaminosa”. Porque para ellos el ser homosexual es pecado. Ser heterosexual seria la “buena obra de fe”. ESTO ES UNA GRAN MENTIRA.

¿Qué dice la doctrina de Cristo?

La doctrina de Cristo dice que la salvación es un acto de fe, de alguien que reconoce a Jesús como su Salvador y Señor, reconoce que está lejos de Dios y se acerca a Dios a través de Jesús para conocerlo más. Jesús lo tiene que perdonar como un acto de Su gracia, porque ante la justicia divina nadie da el grado para acercarse a Dios. Perdona todo aquello que la ley de Moisés/Levítica juzgaba en la carne.

Juan 17:1-3 – Dios Habla Hoy (DHH)

Jesús ora por sus discípulos

1 Después de decir estas cosas, Jesús miró al cielo y dijo: «Padre, la hora ha llegado: glorifica a tu Hijo, para que también él te glorifique a ti. 2 Pues tú has dado a tu Hijo autoridad sobre todo hombre, para dar vida eterna a todos los que le diste. 3 Y la vida eterna consiste en que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú enviaste.

Examinemos palabras claves del argumento en contra de los homosexuales:

Argumento: Si abandona su pecado el ser homosexual, darán evidencia. El cambio que piden es con:

  • Sacrificios
  • Señal
  • Obras

Piden Sacrificios:

Los que persiguen a los homosexuales, usan la ley de Moisés como su argumento base para señalar al homosexual y exigir un cambio.

Levítico 18:22

»No te acuestes con un hombre como si te acostaras con una mujer. Ése es un acto infame.

Levítico 20:13

»Si alguien se acuesta con un hombre como si se acostara con una mujer, se condenará a muerte a los dos y serán responsables de su propia muerte, pues cometieron un acto infame.

¿Qué dice el Nuevo Pacto sobre las leyes dadas a Moisés?

Porque Levíticos es ley, es la ley entregada al pueblo de Israel y era exclusiva para Israel.

Hebreos 10:1-10 Dios Habla Hoy (DHH)

Ineficacia de la ley antigua

1 Porque la ley de Moisés era solamente una sombra de los bienes que habían de venir, y no su presencia verdadera. Por eso la ley nunca puede hacer perfectos a quienes cada año se acercan a Dios para ofrecerle los mismos sacrificios. 2 Pues si la ley realmente pudiera purificarlos del pecado, ya no se sentirían culpables, y dejarían de ofrecer sacrificios. 3 Pero estos sacrificios sirven más bien para hacerles recordar sus pecados cada año. 4 Porque la sangre de los toros y de los chivos no puede quitar los pecados.

El sacrificio de Cristo

5 Por eso Cristo, al entrar en el mundo, dijo a Dios: «No quieres sacrificio ni ofrendas, sino que me has dado un cuerpo.6 No te agradan los holocaustos ni las ofrendas para quitar el pecado.

7 Entonces dije: “Aquí estoy, tal como está escrito de mí en el libro, para hacer tu voluntad, oh Dios.”»

8 En primer lugar, dice que Dios no quiere ni le agradan sacrificios ni ofrendas de animales, ni holocaustos para quitar el pecado, a pesar de que son cosas que la ley manda ofrecer. 9 Y después añade: «Aquí vengo para hacer tu voluntad.» Es decir, que quita aquellos sacrificios antiguos y pone en su lugar uno nuevo. 10 Dios nos ha consagrado porque Jesucristo hizo la voluntad de Dios al ofrecer su propio cuerpo en sacrificio una sola vez y para siempre.

¿Por qué el escritor de Hebreos dice que la ley no puede hacernos perfectos?

Romanos 3:19

Sabemos que todo lo que dice el libro de la ley, lo dice a quienes están sometidos a ella, para que todos callen y el mundo entero caiga bajo el juicio de Dios;

¿Cuál es el objetivo de la ley?

Romanos 3:20

porque nadie podrá decir que ha cumplido la ley y que Dios debe reconocerlo como justo, ya que la ley solamente sirve para hacernos saber que somos pecadores.

La ley te condena, te muestra la tendencia al pecado, juzga a todos los seres humanos…“La ley solamente sirve para hacernos saber que somos pecadores”. A TODOS, LA LEY NOS CONDENABA A TODOS. Pero la gracia te justifica. Mira lo poderoso de lo que revela el apóstol de la gracia, Pablo.

Romanos 3:21  Pero ahora, sin la ley, Dios ha mostrado de qué manera nos hace justos, y esto lo confirman la misma ley y los profetas: 22 por medio de la fe en Jesucristo, Dios hace justos a todos los que creen. Pues no hay diferencia: Dios te hace justo, sin la ley, sin cumplir la ley. Dios te hace justo por medio de la fe en Jesucristo.

¿Qué obra requiere? Creer.

Piden una Señal:

Los que persiguen, desprecian, y censuran a los homosexuales, piden una señal como evidencia del cambio de ellos. La evidencia que ellos quieren es que los homosexuales cumplan la Ley de Moisés, que ya hemos explicado. Pero en la doctrina de Cristo la única señal/evidencia que se debe de manifestar es en haber creído con Fe.

Romano 1:17 Pues el evangelio nos muestra de qué manera Dios nos hace justos: es por fe, de principio a fin. Así lo dicen las Escrituras: «El justo por la fe vivirá.»

Romanos 3:27 ¿Dónde, pues, queda el orgullo del hombre ante Dios? ¡Queda eliminado! ¿Por qué razón? No por haber cumplido la ley, sino por haber creído. 28 Así llegamos a esta conclusión: que Dios hace justo al hombre por la fe, independientemente del cumplimiento de la ley.

Filipenses 1:27-29

27 Solamente esto: procuren que su manera de vivir esté de acuerdo con el evangelio de Cristo. Así, lo mismo si voy a verlos que si no voy, quiero recibir noticias de que ustedes siguen firmes y muy unidos, luchando todos juntos por la fe del evangelio, 28 sin dejarse asustar en nada por sus enemigos. Esto es una clara señal de que ellos van a la destrucción, y al mismo tiempo es señal de la salvación de ustedes. Y esto procede de Dios. 29 Pues por causa de Cristo, ustedes no sólo tienen el privilegio de creer en él, sino también de sufrir por él.

2 Tesalonicenses 1:3-5

3 Hermanos, siempre tenemos que dar gracias a Dios por ustedes, como es justo que hagamos, porque la fe de ustedes está creciendo y el amor que cada uno tiene por los otros es cada vez mayor. 4 De modo que nosotros mismos hablamos de ustedes con satisfacción en las iglesias de Dios, por la fortaleza y la fe que ustedes muestran en medio de todas las persecuciones y aflicciones que sufren. 5 Esto es una señal del justo juicio de Dios y muestra que él los ha juzgado dignos de entrar en su reino, por el cual están sufriendo.

Para el apóstol de la gracia, la persecución por causa de creer en la gracia de Jesús, es una señal de que Dios te ha encontrado digno de entrar a su Reino.

Piden Obras:

Romanos 1:17 – Dios Habla Hoy (DHH)

17 Pues el evangelio nos muestra de qué manera Dios nos hace justos: es por fe, de principio a fin. Así lo dicen las Escrituras: «El justo por la fe vivirá.»

Juan 6:28-29

Le preguntaron:
— ¿Qué debemos hacer para realizar las obras que Dios quiere que hagamos?
29 Jesús les contestó:
—La única obra que Dios quiere es que crean en aquel que él ha enviado.

Efesios 2:8-10

Pues por la bondad de Dios han recibido ustedes la salvación por medio de la fe. No es esto algo que ustedes mismos hayan conseguido, sino que es un don de Dios. 9 No es el resultado de las propias acciones, de modo que nadie puede gloriarse de nada; 10 pues es Dios quien nos ha hecho; él nos ha creado en Cristo Jesús para que hagamos buenas obras, siguiendo el camino que él nos había preparado de antemano.

La única obra es que creas en Jesús. Pero los que están mal educados en la doctrina, seguirán insistiendo en que debes de hacer obras.

¿Qué cambio debe haber en Cristo?

El cambio que Dios desea es uno del interior de tu corazón/ser, dónde la imagen de Dios está en cada hijo de Dios, creciendo a ser de la estatura de Cristo. En Cristo no hay conceptos humanos de género, ni de orientación sexual. Estamos en una nueva relación con Dios, dónde el fundamento de esa relación es el amor y el perdón incondicional de Dios para los que Él llama. La evidencia de la conversión a Cristo son los frutos del Espíritu Santo junto con la confesión de fe.

Gálatas 5:13-26 – Dios Habla Hoy (DHH)

El amor, resumen de la ley

13 Ustedes, hermanos, han sido llamados a la libertad. Pero no usen esta libertad para dar rienda suelta a sus instintos. Más bien sírvanse los unos a los otros por amor. 14 Porque toda la ley se resume en este solo mandato: «Ama a tu prójimo como a ti mismo.» 15 Tengan cuidado, porque si ustedes se muerden y se comen unos a otros, llegarán a destruirse entre ustedes mismos.

La vida conforme al Espíritu de Dios

16 Por lo tanto, digo: Vivan según el Espíritu, y no busquen satisfacer sus propios malos deseos. 17 Porque los malos deseos están en contra del Espíritu, y el Espíritu está en contra de los malos deseos. El uno está en contra de los otros, y por eso ustedes no pueden hacer lo que quisieran. 18 Pero si el Espíritu los guía, entonces ya no estarán sometidos a la ley. 19 Es fácil ver lo que hacen quienes siguen los malos deseos: cometen inmoralidades sexuales, hacen cosas impuras y viciosas, 20 adoran ídolos y practican la brujería. Mantienen odios, discordias y celos. Se enojan fácilmente, causan rivalidades, divisiones y partidismos. 21 Son envidiosos, borrachos, glotones y otras cosas parecidas. Les advierto a ustedes, como ya antes lo he hecho, que los que así se portan no tendrán parte en el reino de Dios. 22 En cambio, lo que el Espíritu produce es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, 23 humildad y dominio propio. Contra tales cosas no hay ley. 24 Y los que son de Cristo Jesús, ya han crucificado la naturaleza del hombre pecador junto con sus pasiones y malos deseos. 25 Si ahora vivimos por el Espíritu, dejemos también que el Espíritu nos guíe. 26 No seamos orgullosos, ni sembremos rivalidades y envidias entre nosotros.

Ellos, los heterosexuales mal educados en la doctrina de Cristo, pueden seguir luchando con sus defectos de carácter: “mantienen odios, discordias y celos. Se enojan fácilmente, causan rivalidades, divisiones y partidismos. 21 Son envidiosos, borrachos, glotones y otras cosas parecidas.” Pero para el homosexual hay una vara de exigencias mayores que para cualquier otro grupo. Los mal educados en la doctrina de Cristo, asumen que la inmoralidad sexual incluye el ser homosexual (vea mi nota Jesús no discrimina). Lo cual es una percepción prejuiciada de sus creencias culturales y religiosas.

Estamos de acuerdo de que en la Biblia hay procesos para sanar el carácter. Y si algo condena la Biblia es todo aquel que manifiesta una conducta que atropella al prójimo. Esta conductas son: “cometen inmoralidades sexuales, hacen cosas impuras y viciosas, 20 adoran ídolos y practican la brujería. Mantienen odios, discordias y celos. Se enojan fácilmente, causan rivalidades, divisiones y partidismos. 21 Son envidiosos, borrachos, glotones y otras cosas parecidas.”

Pero el ser homosexual no es una debilidad de carácter, aunque un homosexual puede tener defectos de carácter al igual que un heterosexual. Tampoco el ser gay es un defecto sexual, ni un problema sexual, ni un desorden sexual. Por eso hay muchos que jamás van abandonar y/o cambiar porque son verdaderamente “gais”.

El problema básico de los que juzgan a los gais, son los legalistas. Porque ellos primero no quieren entender lo que es una orientación sexual. Segundo, están mal educados en la doctrina de Cristo, por eso juzgan con la ley y exigen obras de la ley. Estos heterosexuales cristianos que atacan a los gais, no han sido diligentes en encontrar la verdad, sino que usan la Biblia como un arma de juicio y condenan por causa del miedo y el prejuicio de lo que desconocen.

2 Timoteo 1:9 Dios nos salvó y nos ha llamado a formar un pueblo santo, no por lo que nosotros hayamos hecho, sino porque ése fue su propósito y por la bondad que ha tenido con nosotros desde la eternidad, por Cristo Jesús.

Tito 3:5 y, sin que nosotros hubiéramos hecho nada bueno, por pura misericordia nos salvó lavándonos y regenerándonos, y dándonos nueva vida por el Espíritu Santo.

Cuando tu recibes a Cristo, nada ni nadie te puede separar de Su amor, mucho menos por el hecho de amar a una persona del mismo sexo en una relación de consentimiento mutuo, porque en el amor no hay pecado. El amor cumple todo mandato de Dios.

Importante:

2 Juan 1:4-11 – Dios Habla Hoy (DHH)

El mandamiento del amor

4 Me he alegrado mucho de encontrar a algunos de los tuyos viviendo conforme a la verdad, como Dios el Padre nos ha mandado. 5 Ahora, queridos hermanos, les ruego que nos amemos los unos a los otros. Esto que les escribo no es un mandamiento nuevo, sino el mismo que recibimos desde el principio. 6 El amor consiste en vivir según los mandamientos de Dios, y el mandamiento, como ya lo han oído ustedes desde el principio, es que vivan en el amor.

La verdadera fe en Jesucristo

7 Pues andan por el mundo muchos engañadores que no reconocen que Jesucristo vino como hombre verdadero. El que es así, es el engañador y el Anticristo. 8 Tengan ustedes cuidado, para no perder el resultado de nuestro trabajo, sino recibir su recompensa completa.

9 Cualquiera que pretenda avanzar más allá de lo que Cristo enseñó, no tiene a Dios; pero el que permanece en esa enseñanza, tiene al Padre y también al Hijo. 10 Si alguno va a visitarlos a ustedes y no lleva esta enseñanza, no lo reciban en casa ni lo saluden; 11 porque quien lo salude se hará cómplice de sus malas acciones.

Por: Apóstol Dra. Yenán Silén, consejera clínica cristiana y ministro del evangelio de Jesucristo – Pastora General.

    Yenán Silén
    Acerca de Yenán Silén 12 Articles
    Apóstol Dra. Yenán Silén, defensora de los derechos humanos, consejera clínica cristiana, ministro del evangelio de la gracia de Jesucristo, fundadora del MIAC (Movimiento Inclusivo Apoyo A La Comunidad), pastora general de la Congregación Casa de Gracia Inclusiva.